MUMS ante la Nueva Campaña de VIH

El Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, con gran preocupación hace publica su opinión frente a la actual etapa de la Campaña de VIH del Ministerio de Salud.

 1.- Nos preocupa la forma precipitada, y entre cuatro paredes, en que se ha realizado la Campaña del 2018, una Campaña Pública de 400 millones de pesos que tuvo muy poco impacto en su etapa inicial, la cual convocaba a un casting masivo sin indicar el objeto del mismo y luego solicitaba a los jóvenes realizarse el test. Ahora su segunda etapa se lanza en las postrimerías del año, con poco aviso, básicamente para cumplir con la ejecución presupuestaria, dando muestras de un trabajo poco prolijo y mal planificado.

2.- Una vez más la campaña no aborda la prevención integralmente, sólo promueve el examen de detección del VIH, examen que no evita la transmisión del virus ni promueve conductas de autocuidado, ni enfrenta el tema de discriminación al vivir con el virus, solo tiene por objeto la búsqueda de las miles de personas que viven con VIH y no lo saben debido a lo dificultoso del proceso del examen y el estigma que existe por vivir con el VIH.

3.- Nos molesta el tono gris, policial de esta campaña, que se asemeja más a una promoción de una serie televisiva de terror que a un spot de salud pública. Lo cual evidentemente refuerza los elementos de estigmatización y discriminación que experimentan las personas que viven con VIH.

4.- Es una campaña realizada a espaldas de la sociedad civil, la cual fue solo incluida desde lo formal para evitar demanda legal, dado que la Ley de SIDA (Ley 19.779) obliga su participación en las políticas públicas. Incluso no tiene participación del personal de salud en su desarrollo, ya que no considera despliegue territorial o regional, como si se hacía en las campañas anteriores para ampliar su efectividad e impacto.

5.- Finalmente, esta campaña 2018 es una muestra más de la homofobia y transfobia del Estado, siendo las poblaciones homosexual y trans femeninas las más afectadas por el VIH, pues son las que tienen las mayores cifras de notificaciones y mortalidad. La campaña no hace ningún esfuerzo especial por trasmitir un mensaje de prevención a estas poblaciones, entregando un mensaje general y dando por descontado que están incluidas. Cuando una política pública no es debidamente focalizada se entiende como una forma de exclusión y marginación.

Como organización hemos intentado apoyar y aportar al desarrollo de una política pública más acertada, tal como lo hemos hecho históricamente, más focalizada en las poblaciones afectadas y de altos estándares técnicos, pero nuestros esfuerzos resultan infructuosos ante la improvisación del Gobierno que no es capaz de concretar sus anuncios, y las buenas intenciones manifestadas por el Ministro de Salud en repetidas ocasiones quedan en nada.

Es por ello que llamamos a las autoridades se pueda enmendar el rumbo durante el inicio de este 2019, cumplir a la brevedad con los compromisos asumidos por la autoridad en el 2018 y trabajar en la prevención del VIH en sus diversas dimensiones, tarea para la cual MUMS está disponible como siempre aportando desde su experticia que le entrega más de 25 años de trabajo en la materia.

contacto@mums.cl / +56992074090