Movimiento Unificado: Mística hecha a mano

Una breve crónica sobre los preparativos de la marcha

A pulso, a mano, un centenar de chicos y chicas trabajaron día y noche preparando la presencia del Movimiento en la Marcha del Orgullo y la Diversidad Sexual 2006. El Equipo de Activistas ha crecido y es un gran motor humano basado en la amistad, el cariño y el respeto mutuo entre gays, lesbianas y trans, trabajando juntxs por una ciudadanía plena.

Por Ajejandro Osorio, Coordinador Equipo de Activistas

Puede sonar algo contradictorio dar los agradecimientos a quienes no estuvieron en los preparativos de la Marcha del Orgullo y la diversidad Sexual 2006. Sin darse cuenta, nos brindan, de algún extraño modo, más ánimo para seguir adelante y nos incentivan hoy a contarles algunos detalles de lo que fueron los preparativos y nuestro trabajo como Equipo de Activistas.

A medida que transcurren los segundos, los minutos, las horas y los días previos, aparecen lxs verdaderxs protagonistas que hacen posible la marcha: Chicos y chicas que esparciendo manualmente colores en lienzos de tela blanca, dieron forma a las imágenes que acompañaron nuestra presencia de la memorable marcha 2006. Estxs chicxs, trabaja que te trabaja, no paraban de decir: ¡Qué hermoso nos está quedando!, ¡Qué lindo se va a ver!…

Se vienen de inmediato a la cabeza las secuencias que graficaban las diferentes identidades que se reúnen la lucha del Movimiento: imágenes de chicas besándose sublimes, una pareja de gays, una persona trangénero -que habían sido dibujadas previamente por JotaP- aparecían poco a poco en las telas, antes vacías.

Sin duda alguna, el contar con este hermoso equipo humano propició varias trasnoches de labores. Los que no se sumaron a la tarea de igual modo aportaron, pues en su ausencia permitieron que otros y otras sintieran el compromiso de hacer el trabajo que sin su aporte hubiera sido imposible. ¡De igual forma hubo muchas manos!… Muchas manos que estamos todas y todos seguros, serán muchas más este año.

No podemos olvidar a los que pegaron los afiches por las calles de Santiago. Lamentablemente gran parte de este trabajo fue tapado por otros afiches que promovían una actividad al día siguiente de la marcha.

Pero bien, ¡no importa!, la idea era seguir y fue así como la difusión de la actividad se hizo también a través de los volantes. Muchos corazones moviéndose por las calles de nuestra capital repartiendo la invitación.

¡Qué hermosura la de tener el sueño de construir un día de todxs!

A la difusión de la actividad y la creación de los lienzos, siguió la tarea de preparar nuestro camión con los paneles y motivos gráficos que habíamos trabajado en largas jornadas nocturnas. Lo importante era lucir nuestras consignas, nuestras imágenes, que por cierto fueron absolutamente todas pintadas a mano. Participaron estudiantes de la Católica, de la Academia de Humanismo Cristiano y de otros lugares más, trabajando codo a codo junto a todos y todas los que trabajábamos desde hace meses para redoblar nuestra presencia en comparación a la del año anterior.

El mismo sábado de la marcha a las diez de la mañana sonaban martillos, serruchos y gritos de ¡esto aquí!, ¡esto allá!, ¡eso va de esta manera!, ¡montemos los parlantes en el camión !. Sin haber dormido, nadie paraba de trabajar. Manos llenas de mugre y algunas heridas causadas por el roce del alambre con que armamos los paneles. El cansancio pasaba a segundo plano, en la medida que veíamos nuestra obra de arte aparecer en la plataforma del enorme vehículo que arrendamos con dineros recolectados en varias fiestas, ¡Esa mañana hasta se nos entusiasmó el chofer, que se sentía uno más de nosotrxs!.

Luego llegó el bus del Instituto Nacional de la Juventud que fue cedido al Mums para recolectar mails y realizar luego un estudio sobre discriminación. El Cyber Bus también luciría por fuera uno de nuestros artesanales lienzos: una hermosa pareja de lesbianas besándose y al otro lado la reseña de algunas servicios que aporta el Mums a nuestrxs pares. La parte trasera del bus, lució un lienzo firmado por cada uno de aquellxs que estuvimos pintando.

Así llegamos a la marcha, orgullosxs de sentir orgullo, no sólo por lo hermoso que lucían nuestros vehículos, si no también, porque habíamos sido nosotrxs quienes habíamos dado a luz cada uno de los detalles de la presencia del Movimiento en esta gran Marcha del Orgullo y la Diversidad Sexual 2006, que organizamos con decenas de organizaciones amigas.

La tarea no está concluida. Vienen muchas actividades pronto y se nos pone la vara alta para el próximo año lo cual nos contenta, pues sabemos que contamos con la creatividad, el entusiasmo y el compromiso. Este año logramos ser miles. Y seremos muchos y muchas más.

¡Muchas gracias a todos y todas!

Escríbenos a activistas@mums.cl o ven los viernes a las 20 Hrs a nuestra sede en Bulnes 161, Santiago (cerca de Estaciones Metro República o Metro Cumming)