MUMS rechaza postura asumida por la Corte Suprema en torno al caso Atala y emplaza a la Corte a pedir perdón por sus acciones homofóbicas y lesbofóbicas, tal cual lo hizo en otros casos de Derechos Humanos por omisión a sus deberes.

Como Movimiento de la diversidad sexual entendemos como una evasión y una nueva acción de discriminación la postura manifestada por la Corte Suprema a través de su presidente Milton Juica de restarse a integrar la comisión que encabeza Cancillería para responder a la solicitud y observaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A nuestro entender, el Poder Judicial está evadiendo sus responsabilidades, lo cual constituye una falta de autocrítica y una actitud poco responsable con los deberes que le corresponden como parte del Estado de Chile. Los emplazamientos realizados por la CIDH se refieren al Estado Chileno, por tanto el restarse a asumir responsabilidades es una nueva muestra de actitud discriminatoria.

Mas que solicitar, desafiamos a los integrantes de la Corte Suprema asumir sus responsabilidades y revisar sus acciones y omisiones en materia de discriminación por orientación sexual en nuestro país.