La llamada “Jornada Educativa Por la Empatía, el Respeto y la Diversidad», se desarrolló con una excelente convocatoria el sábado 25 de septiembre, entre las 10:00 de la mañana hasta las 14:45 en la intersección de las calles Caupolicán con Barros Arana, en la ciudad de Concepción.

Los principales temas que se trataron con los transeúntes fueron la Diversidad Sexual, el respeto, la discriminación que ejerce el Estado hacia las personas con orientación sexual distinta, la ley antidiscriminación, la necesidad de legislar frente al matrimonio de parejas de un mismo sexo y, sobre todo, la intolerancia de los grupos fundamentalistas religiosos. Esto último puesto que el llamado principal de la jornada tuvo como objetivo contramanifestarse frente a grupos evangélicos que, ese mismo día y mismo lugar, convocaron a una movilización nacional homofóbica, promoviendo la familia heteronormativa, por lo tanto, validando sólo la unión exclusiva entre un hombre y una mujer.

La actividad contó con diversas consignas, entre ellas: “Donde hay amor, hay familia”, “Si tienes un Dios no lo uses contra nadie”, “Homofóbico: odias a una de cada diez personas”, “Ignorante: no somos pedófilos”, “Soy heterosexual y respeto la diversidad”, “Te enamoras de personas, no del sexo”, “¿Tienes derecho TÚ elegir MI pareja?”, “Destruiste a tu familia cuando echaste a tu hijo gay”, “Me da asco tu asco mal fundamentado”,”La homofobia es una enfermedad, la homosexualidad no”, “Tu repulsión es falta de información”.

La Contramanifestación resultó un éxito, siendo mencionada además en los medios locales bajo el titular “Evangélicos protestan en contra de la Diversidad”.

Sin duda, esta será la antesala para otras actividades futuras que nos permitan aportar a la visibilización de la situación de las personas con orientación sexual distinta en cuanto a la ausencia de derechos fundamentales en nuestra sociedad y articular un movimiento que permita educar, sensibilizar y concientizar respecto a los derechos de la población LGBT en la sociedad.