El Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS) rechaza en forma categórica la presentación de la reforma constitucional que prohíbe la formación de familias diversas excluyendo, de este modo, los vínculos entre personas con orientación sexual e identidad de género no heternormativas en nuestro país.

La reforma constitucional creada por representantes del Partido Unión Demócrata Independiente (UDI), Mónica Zalaquett, Claudia Nogueira, María Angélica Cristi y Ramón Barros, tiene como objetivo principal modificar el artículo 1° inciso 2 de la carta fundamental, que dice que “la familia es el núcleo fundamental de la sociedad”, agregando la frase “el menor sólo tendrá por padres a un hombre y a una mujer”. Esta propuesta, además de agudizar el no reconocimiento de la realidad sociológica en cuanto a las uniones familiares existentes en Chile, afecta la integridad emocional del niño o niña, ya que rechaza múltiples tipos de familias actualmente constituidas e intensifica la ciudadanía de segunda clase, irrumpiendo en el régimen democrático y cohesión social.

Los múltiples estudios empíricos y analíticos realizados sobre familias diversas a nivel internacional y nacional son contundentes. No existen diferencias en la crianza de hijxs por parte de personas de un mismo sexo. En suma, no existe justificación racional o lógica para negar a personas de orientación sexual e identidad de género no heteronormativas su legítimo derecho en la conformación y planificación familiar si así lo determinan.

Esta medida no sólo afecta a familias LGBT, sino también a las familias diversas en su conjunto (homoparentales, lesbomaternales, transpaternales, monoparentales, compuestas, extendidas). El concepto de familia nuclear, constituida por hombre y mujer, es una realidad más de una variada gama de familias en nuestro país y el mundo.

La adopción de medidas excluyentes, discriminadoras e injustificables daña la calidad de la democracia y la cohesión social. Es decir, esta acción profundiza el abismante espacio que separa la ciudadanía de primera clase y la ciudadanía de segunda clase existente en nuestro país.

Lxs invitamos a protestar este lunes 22 de abril a las 11:00hrs frente a la sede de la UDI en rechazo a su arrogancia en considerar que las suyas son más familias que las nuestras.