Este es el 4º año consecutivo que el Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS) realiza una marcha para denunciar los crímenes de odio, el estigma y la violencia homofóbica, lesbofóbica, bifóbica y transfóbica que siguen ocurriendo en nuestro país.

Cerca de 8.000 personas se tomaron la Alameda este 11 de mayo de 2013 en el marco de las actividades por el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia, en el que se conmemora el hecho de que, el 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró oficialmente la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

marcha-11mayo2013Sin embargo, organizaciones y activistas de todo el mundo están en alerta y luchando por la retirada de la categoría diagnóstica de “trastornos de la identidad de género” de los manuales de enfermedades, clasificación que permite que las personas trans sigan expuestas a situaciones de patologización, psiquiatrización, discriminación, exclusión social y violencia transfóbica.

“La Ley contra la discriminación es insuficiente. Eso porque es meramente punitiva… llega tarde. Busca sancionar acciones discriminatorias pero no prevenirlas, que es lo que se esperaría de una ley que, cuando formulada, tenía como función la erradicación de todas las formas de discriminación. Además, no compromete ni un peso por parte Estado contra la discriminación”, señala Fernando Muñoz.

Otra demanda que estuvo presente fue la educación laica, no sexista e inclusiva. Lukas Berredo, activista trans y coordinador político de MUMS afirma que, “es imprescindible que se incorporen temáticas de sexualidad, género y diversidad sexual de forma trasversal en los programas educativos. Miles de niñxs y jóvenes son acosadxs diariamente a raíz de su orientación sexual y/o identidad de género, real o percibida. El bullying homofóbico, lesbofóbico, bifóbico y transfóbico, además de elevada incidencia, viene adquiriendo formas y manifestaciones cada vez más graves”.

La actividad contó con la participación de Fundación =Iguales, ACCIONGAY, Familiares por la Diversidad Sexual, además de una amplia gama de grupos religiosos, étnicos y culturales. La masiva marcha contó con la asistencia de distintas personalidades entre ellas, con los presidenciales Marcel Claude, Tomás Jocelyn-Holt, Andrés Velasco, así como dirigentes estudiantiles como Diego Vela, presidente de la FEUC, y Eloísa González, ex vocera de la ACES.