DECLARACIÓN PÚBLICA CASO MACHI FRANCISCA LINCONAO

En el marco de la continua represión e injusticia que ha ejercido el Estado de Chile contra el pueblo Mapuche, es que, el Movimiento por la Diversidad Sexual MUMS sale a la calle para hacerse parte de esta lucha. Esto porque entendemos la importancia que tiene para la humanidad, la diversidad en toda su expresión, porque al igual que la autodeterminación de los pueblos, la autodeterminación de los cuerpos es un derecho humano.

Particularmente repudiamos el  trato  abusivo y racista dado por el Estado chileno a la Machi Francisca Linconao en el contexto de la investigación por el homicidio del matrimonio Luchisnger Mackay, aplicando la Ley antiterrorista. Ley creada en dictadura para reprimir a nuestro pueblo cuando se organizaba contra la tiranía de Augusto Pinochet.

La Machi Francisca Linconao, se encuentra con medidas de prisión preventiva que será cumplida en su casa. Esta resolución fue dictada por la Corte de Apelaciones de esta ciudad en el transcurso del día  5 de enero quien aceptó el recurso de amparo presentado por la Defensoría Penal Pública debido a su delicado estado de salud y la presión social en todo el país.

Durante los últimos días, esta corte se había negado a entregar dicho beneficio a la machi Francisca Linconao en un acto que consideramos racista, violento y represivo contra todos los pueblos originarios de nuestro país. Además, la Ley Antiterrorista permite juicios con testigos protegidos y la restricción de derechos  como la presunción de inocencia.

Resulta impresentable que el Gobierno insista en aplicar esta ley en contra del pueblo Mapuche perpetuando la histórica violencia y discriminación ejercida por el Estado de Chile. Esta situación de injusticia y abuso deja de manifiesto el carácter de la lucha que como movimientos reconocemos.

En primer lugar, el estado de Chile actúa de forma racista en tanto utiliza este cuerpo legal para reprimir a un pueblo entero cada vez que este se alza y se organiza para levantar sus justas demandas. Es racista porque no reconoce tratados internacionales – 169 de la OIT-  con respecto a los pueblos originarios y no respeta la autoridad sagrada que significa la Machi  en las comunidades Mapuche.

En segundo lugar, el Estado Chileno  obra con un sesgo de clase toda vez que no podemos negar quienes son víctimas de estos atropellos: Un pueblo agricultor y empobrecido por años de negación de derechos y despojo  y sobre explotación de sus tierras. En la misma línea, el estado protege a través de su aparato represivo a la industria forestal y a las familias mas ricas del país.

Por último, el estado chileno procede con violencia de género. La afectada en este caso es una mujer representante de los saberes y tradición de su pueblo. Estos elementos que tienen que ver con las actividades reproductivas de una comunidad  asociadas a las actividades femeninas, son los perseguidos y violentados. En tanto, los elementos productivos, asociados a lo masculino son priorizados violentamente en todo momento.

En conclusión, apoyamos la lucha del pueblo mapuche encarnada en el caso de la Machi Francisca Linconao. Exigimos que el Estado de Chile reconozca los tratados internacionales referidos a los pueblos originarios, detenga la represión y violación sistemática de sus derechos, conceda la libertad de la Machi Francisca Linconao y desista de seguir utilizando la ley antiterrorista contra las comunidades mapuche. Como movimiento reafirmamos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos y la diversidad del pueblo de Chile.

Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS