BUS DE LA LIBERTAD, BUS CON PERMISO PARA ODIAR

Centenares de activistas se agolparon en las calles que circundan al palacio de La Moneda para manifestarse en contra del autodenominado “Bus de la libertad” que ha llegado recientemente a nuestro país. Este bus tiene como propósito imponer el conservadurismo moral y sembrar el odio hacia la población LTGBI y hacia las mujeres, ya que se afirma férreamente en la heterosexualidad obligatoria para omitir cualquier sexualidad distinta a la hegemonía heterosexual. El bus de la libertad llega al territorio nacional avalado por los sectores más conservadores y por iglesias protestantes que defienden el odio, la exclusión de la población gay-lésbico-trans y desaprueban el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

La ONG chilena que gestionó el bus en el país, tiene por nombre Observatorio Legislativo Cristiano, OLC, a través de su directora Marcela Aranda, quien fue la responsable de contactar a Citizen Go (ONG extranjera que promueve el desprecio hacia la población LTGBI por medio de propaganda heterosexista y discriminatoria en sus buses). Esta última ONG forma parte de una asociación internacional llamada “Hazte Oír” que se plantea como una plataforma en defensa de la vida humana desde la fecundación hasta la muerte, pretende abolir el aborto y defiende el derecho a la vida. Marcela Aranda ha sido asesora parlamentaria de Jorge Sabag (DC), Francisco Chaguán (RN), Ena Von Baer (UDI) y Manuel José Ossandón (ex RN).

Extrañamente este entramado institucional extranjero aparece en el contexto de un año de elecciones presidenciales con el mismo discurso que promueve Sebastián Piñera. La discusión pública respecto del “bus de la libertad” ha permitido distinguir claramente a quienes adscriben a las ideas más conservadoras de la ultraderecha. Este año de elecciones presidenciales se ve marcado por esta grave situación que afecta principalmente a la población LTGBI chilena, y que coincidentemente, guarda estrecha relación con las temáticas que ha abordado públicamente el candidato presidencial. Quien recientemente se ha mostrado contrario a la adopción homolesboparental y contrario al matrimonio igualitario, a pesar que en su primera campaña en 2010 el candidato adscribiera tímidamente con Fundación Iguales a esta última demanda.

El bus ha propuesto la frase “Más familia y menos Estado” que intenta reforzar la idea neoliberal de un Estado pequeño, de escasa incidencia en la vida de las personas y que enfatiza el rol del consumo en la organización de la cultura a través de la importancia que le asigna a la familia. Pensar un Estado disminuido por el abultamiento del papel de la familia significa profundizar la fragmentación social en centros de costos familiares cuyas funciones se corresponden con el poder de consumo que posean. Familias más acomodadas podrán garantizar mejores condiciones de vida a sus miembros.

El accionar de carabineros se dirigió hacia la protección de los grupos religiosos a favor del bus y simultáneamente reprimía a los manifestantes feministas y LTGBI por medio de la fuerza, la violencia y sus métodos de coerción de multitudes a través del uso de los carros lanza aguas, formaciones y golpes. Carabineros de Chile una vez más muestra su cruel accionar: defiende el fanatismo religioso y castiga a los más excluidos. Se hace necesario dar cuenta del intenso sentimiento de compañerismo entre lxs manifestantes quienes se defendían del maltrato de carabineros.

Uno de los principios sobre el que estos grupos defienden su actuar se vincula con la Constitución de Jaime Guzmán. La constitución que proviene de la dictadura militar de Pinochet circunscribe el derecho preferente de los padres para decidir sobre la educación de sus hijos. Sin embargo, esta idea de la que subyacen los ideales sobre desigualdad presenta gradualmente escasa aceptación desde la ciudadanía, cuestión que se evidencia en la adherencia ciudadana sobre una nueva constitución a través de una asamblea constituyente.

Este episodio, a través de los vínculos internacionales, no hace más que evidenciar el profundo fascismo y la organización internacional de la derecha que siente el respaldo de las políticas globales que ha definido el primer mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump.

Las organizaciones sociales que se manifestaron junto al Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS fueron Pan y Rosas, Diversidad La Pincoya, Travestis Furiosas, y la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios, CONES.

Hacemos un especial llamado a no bajar la guardia contra el fascismo y a fortalecer la organización desde el movimiento social, estudiantil, LTGBI, feminista y de lxs trabajadorxs. Es ahora cuando más que nunca se necesita una política sobre Educación NO Sexista.